La vida profesional y la imagen pública

De Ana Orozco, Consultora en imagen pública

La vida profesional tiene ciertas reglas y todos los que nos encontramos inmersos en ésta, así como los jóvenes que entran en ella por primera vez tenemos que adaptarnos a las reglas. Las normas generales que las rigen son similares a las de la vida social o privada. Estas normas correctas de conducta tienen gran importancia y es preciso considerar algunos detalles referentes al trato con los compañeros de trabajo, detalles que nos evitarán desaciertos y preocupaciones y protegerán el valor más importante en la imagen pública: la reputación.

tumblr_nc4m2kMzXf1qfirfao1_1280

Los compañeros de trabajo no se eligen, simplemente se coincide con ellos: aunque no tengamos ninguna afinidad, con ellos pasamos muchas horas al día, por lo que debemos dejar a un lado prejuicios y preferencias personales, ya que un clima hostil o de enfrentamiento acabaría por boicotear nuestras tareas.

Un buen clima laboral es una motivación fundamental que permite trabajar confortablemente en una empresa, el llevarse bien con los compañeros de oficina es una actitud general  hacia los demás de pequeños gestos y atenciones que día a día pueden mejorar la relación. Una buena forma de llevarse bien con los demás es la siguiente:

Comportarse con educación

Esta norma tan básica para la convivencia en general, no puede faltar en la vida laboral. Ser educado se manifiesta en múltiples ocasiones a lo largo del día, como saludar, dar las gracias, mantener las puertas abiertas del ascensor para que pueda entrar un compañero, etcétera.

Respetar el espacio de los demás

Todos necesitamos tener un espacio propio, un mínimo de privacidad para poder trabajar con comodidad, aunque ese espacio se reduzca únicamente a nuestro escritorio. Una forma de respeto hacia los demás compañeros es no invadir ese espacio, por ejemplo dejando carpetas encima de su escritorio, utilizando su teléfono o su material de oficina sin su consentimiento. Así que tengamos la misma consideración hacia el espacio de los demás como la que nos gustaría que tuvieran con el nuestro.

Aprender a trabajar en equipo

Los equipos dan la oportunidad a los empleados de demostrar sus dotes de liderazgo y a realizar un mejor trabajo conjuntando las cualidades de cada uno de los miembros del mismo. A muchos empleados se les dificulta trabajar con otras personas y eso puede bloquear su progreso ya que no se dan cuenta de las ventajas que éste acarrea como: aprender de diferentes departamentos de la empresa o adquirir nuevas habilidades que muy probablemente utilizarán posteriormente. Recordemos que hasta Lionel Messi, un jugador de fútbol soccer fuera de serie, necesita de sus compañeros para poder meter goles.

Nunca revelar problemas personales en la oficina

La regla infalible es: mantener separados los asuntos de la casa en el trabajo. Muchos empleados ponen en riesgo su carrera por confiar sus problemas domésticos a sus compañeros de trabajo, ya que se puede dar el caso de que alguno de ellos pueda usar la información para dañar la reputación del indiscreto.

Y por último uno de los pilares del óptimo clima laboral que permitirá mantener nuestra reputación intacta es:

Evitar romances en el trabajo

A menudo los noviazgos dentro de la empresa suelen tener resultados negativos para uno o ambos de los enamorados. Ya que puede no ocasionar dificultades de inmediato, pero el problema se puede presentar cuando los  compañeros se enteran del romance y comienzan los chismes y el escándalo. Peor aún si sus funciones tienen una relación directa o alguno es subordinado del otro ya que los colegas pueden ver cualquier detalle como un acto de favoritismo. Así que si la relación se torna seria alguno de los dos debería considerar buscar un nuevo empleo para que ambos puedan desarrollarse adecuadamente en el aspecto profesional.

Por otro lado si no tenemos considerado iniciar un romance en el trabajo también debemos evitar que nuestro comportamiento sea mal interpretado así que no enviemos mensajes equivocados como una mirada, una sonrisa, algún comentario demasiado amable, saludar de beso o ser muy afectuosos ya que aunque esta conducta tenga las mejores intenciones tal vez no sea recibida de la misma manera y podamos ser acusados de acoso sexual lo cual no sólo podría costarnos el empleo sino manchar nuestra reputación y hasta meternos en problemas legales.

Así que recordemos que con estas sencillas recomendaciones podremos mantener una excelente relación con nuestros colegas y preservar el más sólido patrimonio que tenemos los profesionistas que es nuestra reputación.

Ana Orozco González

Licenciada en Relaciones Internacionales con Maestría en Imagen Pública, certificada con el número 30 por el colegio de consultores en imagen pública, benemérita Exellentia Imago distinción otorgada por sus servicios como consultora. Preside su propia consultoría e imparte cursos y seminarios a distintas empresas mexicanas y extranjeras para el mejoramiento de su imagen pública. Ha asesorado  la imagen institucional de múltiples empresas. Participó como organizadora de eventos especiales para un importante club de fútbol soccer mexicano. Ha participado en obras altruistas como asesora de diferentes asociaciones civiles para el mejoramiento de la imagen y la mayor captación de recursos por medio de eventos para dicho fin. Conductora de diversos programas de televisión tales como Te Levanta de Televisión Mexiquense, Estilo de canal Once y Ayudar es Vivir de Farmacias Similares. Vocera en temas de Imagen pública para L’oreal, Maybelline y Garnier de Nutrise.

[email protected]

@imagenpbyana

11 thoughts on “La vida profesional y la imagen pública”

  1. LAS PRESENTES RECOMENDACINES TIENEN UN GRAN SENTIDO DE EXCELENCIA,TANTO PARA QUIENES INICIAN SU VIDA PROFESIONAL COMO PARA QUIENES HEMOS INCURSIONADO EN ELLA Y AHORA ESTAMOS VACANTES.
    RECUERDO LO QUE ES VIVIR PROFESIONALMENTE.SALUDOS

    1. Tal vez te encuentras vacante no por falta de capacidad, sino por ser ingenuo u honesto. Las reglas no son más que políticas de las mafias laborales que en cual ambiente existen. Lo que yo sugeriría es que te analices personalmente y conozcas tu carácter en base a tus capacidades y busques el trabajo para lo cual tu funciones sin dejar atrás lo que tu eres.

  2. Estos análisis me hacen recordar esquemas de conductas maquilladas para personas sin criterio y cero iniciativa. Falta de carácter y nula participación para el logro de objetivos personales. Se que la mayoría podrá adoptar una actitud falsa, pero hasta cuando la va a soportar. Señores abran los ojos sin dejar de ser ustedes, cero hipocresías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *