Propósitos y procesos empresariales

Rediseñar el trabajo y la organización es una tarea inseparable del área de Recursos Humanos, aunado a esto la forma en que los directivos organizan el trabajo, afectan de manera crítica las actividades empresariales, ejemplo de ello, son los criterios de selección y reclutamiento, el aprendizaje del área de trabajo, entrenar a los futuros trabajadores a desarrollar multitareas, y diseñar un sistema de recompensas.

La comunicación organizacional está estrechamente ligada al comportamiento de gestión, informa a los administradores que el trabajo en equipo tiene un efecto positivo en la actitud de los empleados, fomenta la creatividad del empleado y contribuye a la labor de innovación.

Existe una presión considerable en las empresas cuando necesitan mostrar que son organizadas y sistemáticas en la gestión de rendimiento de los empleados y los objetivos de la misma, pero no es imposible, basta con empezar a definir actividades tales como:

– Evaluación y la valoración de los empleados muchas veces se deja en segundo término, si se exige desde el proceso de selección del futuro candidato, con la descripción del perfil específico, de las capacidades que debe poseer para desempeñar las labores, permitirá que su desarrollo sea más efectivo.

-Estudiar la realidad del lugar de trabajo, riesgos y beneficios.

-Tareas serviles

-Contratos (plantas, parciales),además de vigilar el desempeño de cada uno de los empleados y asegurar los objetivos de manera clara y explícita.